10 poses que deberías practicar con tu kinesióloga

Para muchos es bien conocido, que las mujeres y los hombres normalmente, no llegan a ponerse de acuerdo, en muchas cosas, debes los quehaceres del hogar, como se llevaran las cuentas e inclusive, las cenas que tendrán un día en específico.

Gracia a Dios, esto realmente no pasa con las kinesiólogas, ya que ellas están enteramente, entrenadas para complacerte, en todos los ámbitos, tanto emocional como físicamente.

 

Las mismas, conocen un montón de técnicas y posiciones sexuales, que seguramente te dejaran pidiendo segundas rondas.

Pero, si tú eres el tipo de hombres dominantes, que debes de complacer a la mujer si porque si, entonces nosotros te dejamos el listado de las 10 mejores posiciones, que debes de practicar con tu kinesióloga.

10 poses que deberías practicar con tu kinesióloga

No solo para que disfrutes de toda la acción, sino para que la hagas disfrutar a ella, la complazcas y permitas que tengan los mejores orgasmos de su vida, por medio de dichas posiciones.

10 posiciones para practicar con mi kinesióloga

Entre toda la enorme lista de posiciones sexuales, que se nos pueden presentar, realmente nosotros, te detallamos 10 que logran que tanto tú, como tu kinesióloga, lleguen a la expresión máxima del placer sexual. Y esas son las siguientes:

1)     Borde de la cama

Esta realmente, llega a ser una de las posiciones favoritas, tanto para los hombres como para las mujeres, ya que con ella se puede llegar a la deseada penetración profunda.

Con ella, debes hacer que tu kinesióloga tumbe su espalda en la cama, con la cadera justo al borde de la misma.

En ese caso, te toca levantar sus piernas (que se apoyarán en tu pecho) y la penetrarás hasta el fondo mientras la agarras de las piernas.

Como recomendación, te decimos, que si tienes un pene grande y grueso, lo mejor es que practiques esta posición no sea que puedas hacerle daño a tu kine.

2)     Alineación coital

Para ella debes consultar con tu kinesióloga anteriormente, ya que si la misma se excita mucho por medio de su clítoris, realmente esta posición, es ideal para ella.

Es posición, se encuentra totalmente diseñada para poderle entregar placer al clítoris, y muchas personas la consideran como una nueva versión del misionero.

Para hacerla, ella debe de tener las piernas juntas, y él, separadas. En ese momento, tendrás que utilizar la fuerza de tus extremidades inferiores para mover todo el cuerpo. Si haces el movimiento correctamente, conseguirás estimular a la perfección el clítoris.

Además, tendrás un completo acceso al tejido graso que cubre los huesos pélvicos y que se encuentra bajo piel.

Con esta postura apenas lograrás penetrarla como mucho unos 2,5 centímetros.

Pero, eso no quiere decir que no sentirás placer, más vale, todo lo contrario, podrás conseguir junto con ella, uno de los mejores orgasmos de sus vidas.

Aunque normalmente, estés acostumbrado a introducir todo el pene, con esta posición lograras, sentir todos los recovecos de la vagina, con tu mismo pene, haciendo que la estimulación sea completa.

3)     La amazona

De antemano, te decimos que esta posición realmente requiere de mucho esfuerzo y de tener una increíble flexibilidad, pero realmente las sensaciones que les producirán, a ti y a tu kinesióloga serán espectaculares.

Para ella debes acostarte boca arriba, con la espalda apoyada en la cama y con las piernas dobladas, rodeándola. Ella se pondrá de cuclillas sobre ti y permitirá que la penetres de la forma que desees.

10 poses que deberías practicar con tu kinesióloga

4)     Domingo por la tarde

Esta posición, siempre llama a la tranquilidad, relajación y comodidad de una buena relación, que se tiene entre una pareja con otra.

Pero no por eso, no debes realizarla con tu kinesióloga favorita, sino todo lo contrario, ella ayuda a que ambos fomenten, la confianza y una buena relación, durante el sexo.

Con ella, la kinesióloga se debe acostar boca arriba y subiendo una pierna, que apoya en tu hombro. La otra pierna estará entre tus extremidades inferiores y de esa manera, podrás penetrarla como más te guste.

Esta misma posición, dejan totalmente al descubierto el clítoris de tu kinesióloga, para que juegues con el y le causes el mejor orgasmo de su vida.

5)     El pirata generoso

Esta posición sexual, es ideal para los momentos, en los que te sientas más atrevido y extrovertido, la misma es completamente perfecta, si quieres estimular el clítoris de tu kinesióloga.

Ella se debe tumbar boca arriba y tú, el macho, te arrodillarás mientras le coges sus piernas, que ella apoyará sobre tus hombros.

Como recomendación, lo mejor es colocar una almohada debajo de la espalda de la kinesióloga, para que ella se entre todavía más cómoda y por ende, lo disfrute todavía más.

6)     La dominante

Si eres un chico tímido en la cama y te gusta que tu kinesióloga, te domine a la hora del sexo, esta posición, es totalmente la correcta a escoger en esos momentos.

Debido, a que todos los esfuerzos físicos y los movimientos, son realizados totalmente por ella.

En ese caso tú debes estar sentado, mientras sus piernas te pasan por los lados. También es una posición ideal, si quieres abrazarla, besarla, chuparle las tetas, agarrarle el culo, entre muchos otros.

7)     De perrito o en 4

Esta es una de las posiciones, más famosas y conocidas a nivel global, debido a que no solo llegan a satisfacerlas a ellas totalmente, sino que además generan un enorme éxtasis y placer dentro del hombre.

La misma consiste, en que mientras la kinesióloga, se encuentra en 4 patas, tú debes de introducirle tu pene por detrás, esto puede hacer que sea una penetración profunda y sumamente satisfactoria.

En la misma, no solo tienes la opción de penetrarla por la vagina, también puedes hacerlo por el culo, sin necesidad de que ella se mueva o cambie de posición.

8)     Las tijeras

Esta posición, realmente es muy simple de realizar, solo debes de penetrarla mientras te encuentras de lado, ella misma debe tener una pierna debajo de ti y la otra por encima.

9)     La vaquera

10 poses que deberías practicar con tu kinesióloga

Ella es ideal, no solo para tener total acceso al clítoris de la kinesióloga, sino que además nos permite controlar el ritmo, velocidad, profundidad y ángulo de penetración mientras se estimulan el clítoris con la mano.

10)La favorita de todas

Esta misma, es donde la mujer, en este caso la kinesióloga, se encuentra totalmente dominada por el hombre, muchas prefieren que sean sus parejas sexuales, quienes las dirijan, volteen y penetren como gusten.

Para ello también puedes comunicarte, con tu kinesióloga favorita y que ella te explique qué es lo que desea, que un hombre le haga durante el sexo.